Tierra

Es el primer elemento femenino en el comienzo de la existencia; Como los nativos son los guardianes del equilibrio, la energía y todo lo que hacemos en la madre tierra (SEYNEKUN) , todo está en armonía, manteniendo el orden natural del planeta. ANEI está allí para vigilar y proteger lo ecológico y lo humano, donde ofrece respeto y solidaridad para que haya bienestar y podamos vivir en armonía con la naturaleza.

En ANEI, continuamos reforzando el plan de preservación de la tierra a través de un sistema agroforestal bajo sombra; donde muchos árboles nativos de la región se plantan alrededor del cultivo de café, lo que permite que toda la materia orgánica de las hojas proteja el suelo. Por lo tanto, el espacio donde permanece el cultivo siempre tiene una cubierta vegetal, además proporciona nutrientes y le da al cafeto diferentes características organolépticas (que se traducen en diferentes perfiles de taza).

Español